Un caso de terapia transformacional

Estándar

Pedro es una persona que evade las confrontaciones (su nombre real lo mantengo anónimo por fines de confidencialidad). Pedro se empeña en ser “tolerante”; puede creer que esto es lo conveniente, pero puede también estar conteniendo mucha ira y tener la fantasía de que, si explota, va a hacer y hacerse mucho daño. Esta creencia gobierna su vida: “Si expreso mi ira, voy a perder la cabeza y a golpear brutalmente a alguien, debo evitar esto”. Esta creencia le hace precisamente ser tolerante y retirarse cuando recibe un trato injusto, amortiguarse. Junto a tal creencia aparecen otras creencias inconscientes, como “las personas siempre quieren sacar algo de mí”, etc. En terapia, yo apoyé a Pedro para que contacte y descargue esa ira, y posteriormente para que identifique las creencias medulares que condicionaban su manera de sentir y reaccionar ante las circunstancias, e identificar las experiencias históricas en que se originaban. Pudo descubrir que su manera de experimentar el mundo no era la mejor y empezó a actuar de una manera más satisfactoria, a ser más congruente con sus necesidades profundas. Despertó de sus “sueños bajos” y entró en contacto con su proceso evolutivo, con esa fuerza sutil y omnipresente a la que denominamos “sabiduría organísmica”, “maestro interior”, “cuerpo soñante” o simplemente “destino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s