La mujer celosa

Estándar

Mujer acostadaUna mujer está celosa. Cuando descubre en un bolsillo de su marido una factura de restaurante con dos cenas y vino tinto, tiene una sospecha. Hace tiempo que siente “algo” en su tono de voz, cuando él le dice que se va a demorar en su trabajo. De suyo se enteró una vez que se había quedado con unos amigos, en el cumpleaños de una ejecutiva de le empresa, muy atractiva. Ve una factura, pero interpreta una cena romántica. Se puede afirmar que hay aquí una inducción fantástica, cuyo fundamento es la inseguridad emocional. ¿Qué sucede? Si se sintiera plenamente amada —y vista—, no interpretaría de esa manera el significado de esa factura. Aunque el marido no le sea infiel, le es infiel en cierto sentido, puesto que no está presente, en contacto real con ella. Odiseo deja el hogar y va hacia una aventura, hacia la guerra de Troya. De igual manera el marido, una vez que ha asegurado su hogar, ha satisfecho su necesidad de una compañera sexual y las cosas “están en orden”, sale al mundo, mira al horizonte y se ausenta, se enfoca en sus metas laborales y sus relaciones sociales. En la medida en que es un padre responsable, cree cumplir con sus funciones y no entiende porqué su mujer está con celos. La mujer interpreta aquella ausencia desde su sentimiento básico de desvalorización y abandono (“no te importo”).

Puesto que la intensidad de la pasión ha disminuido, queda abierta la posibilidad de que en esa lejanía, Odiseo naufrague en la isla de la seductora Circe, cuya magia sexual puede hipnotizar y producir en el viajero amnesia, olvido de su hogar. Los hijos son aquí el anillo de poder para la esposa: la posibilidad de perder el hogar hace romper con sus amantes a la mayoría de los hombres infieles. Exista o no exista una amante, la esposa sospecha. El marido da pruebas para demostrar  su inocencia (“¡cómo pude haber estado con otra, si salí de la reunión a las siete y estuve aquí a las ocho!”). Sus argumentos no calman, puesto que son racionales y no atienden al sentimiento básico de su esposa. Si ella, por otra parte, ha vivido durante la infancia en un hogar donde el padre fue infiel o abandonó la casa, dejándola junto a una madre victimizada, el rol de la mujer será aún más dramático.

El empeño de la mujer celosa será demostrar la infidelidad de su hombre, hacerlo confesar, pues está segura de que le oculta algo (algunas conductas de él la apoyan en este sentido). De manera reactiva, el marido dirá que ella “está loca”, pues lo acusa de tener una amante que no existe. Dirá que le es fiel y que la quiere. Cuando ella pregunte donde está su amor, él responderá que lo demuestra todos los días… ¡trabajando para la familia! Para que pueda haber un cambio, es importante expresar los sentimientos con total franqueza: “Te tengo cariño, pero me aburre estar en casa, eres demasiado rígida y planificadora”, por ejemplo, o: “Me siento abandonada y sola, te extraño”, etc. Mientras las cosas no se aborden en el nivel emocional y con total sinceridad, no habrá salida al círculo vicioso. Detrás de los celos lo que existe, esencialmente, es falta de contacto emocional honesto… (para pedir una cita terapéutica, escribir a: adolfomaciasterapeuta@yahoo.com o marcar 2285545 / 0997330894, Quito-Ecuador).

Anuncios

Acerca de adolfomacias

Psicoterapeuta y facilitador de grupos, especializado en terapia transformacional. Profesor del Instituto de Desarrollo Personal Cre-Ser. Asesor en comunicación creativa y escritor. Ganó en el 2010 el premio nacional de Literatura Joaquín Gallegos Lara por su novela "El grito del hada".

»

  1. Muchas gracias pues el tema es muy interesante, los celos son algo con lo que a diario debemos convivir, yo misma he debido superar este obstàculo màs de una vez, en lo que sì concuerdo con usted, es que el diàlogo es fundamental en el fortalecimiento de la confianza pues, si este vìnculo se fractura, la situaciòn empeora y se deteriora, la ayuda profesional es ya en casos extremos, cuando haciendo un mea culpa no podemos solucionarlo en pareja “La tabla perforada y dañada aunque lijada, reparada y lacada, sigue estando con la huella dañada”. Allì entran entonces, la fuerza del amor y la ayuda especializada.

  2. PUES ES UN POCO DIFICIL VOLVER A CONFIAR EN TU PAREJA CUAN DO YA TE A TRAICIONADO HABIENDOLE DADO TIDA LA CONFIANZA DEL MUNDO Y ME PAGO MAL
    AHORA ES DIFICIL CREER LO QUE ME DICE

  3. Perdonar significa olvidarse de toda muestra de infidelidad?, que sucede cuando no puedes cambiar algunas cosas, como la existencia y permanencia de otra persona (un ex) en la vida de tu pareja. Cerrar los ojos y confiar suena muy altruista, debe existir algun proceso para poder recorrer lentamente pero suguro, hacia una nueva confianza, liberandonos de los miedos e incertidumbres que la mente genera en base a lo vivido.

    • Sí. Significa olvidarse de la infidelidad, después de haberla confrontado. Si se decide seguir, das la vuelta a la página o ahogas la relación en tu inseguridad. Si no puedes confiar en que te diga la verdad, porque él para ti sigue sin ser digno de confianza, entonces no tienes la base para seguir adelante. Puede que te mienta, claro, pero si eso es para ti algo evidente y fuera de toda duda, ¿qué haces ahí? Creer es una decisión basada en la seguridad que tienes de su sinceridad (madurez emocional). Por otra parte su siceridad depende también de que tú sepas escuchar y atender a lo que sucedía inicialmente, antes de su infidelidad. No pongas tu atención en la infidelidad, sino en aquello que lo llevó a ella, porque de seguro algo en la relación no estaba funcionando para que se produzca la infidelidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s