Archivos Mensuales: junio 2014

¿Qué significa dialogar?

Estándar

Image¿Se han sentido solos en medio de una reunión? ¡Qué raro es hoy en día un buen diálogo! Escuchar a otra persona es un arte que los terapeutas humanistas han aprendido a desarrollar bajo ciertas recomendaciones propuestas por Carl Rogers, que en realidad aplican a cualquier diálogo humano. Rogers descubrió el valor del silencio, de la empatía, de la autenticidad. La posibilidad de acercarse a otro suspendiendo toda intervención que sirva para interrumpir o aconsejar a la persona que nos confía un problema o una situación emocional. Las intervenciones de la persona que escucha sirven solo para hacer preguntas que sirvan al otro para aclarar lo que está sintiendo, y para repetir lo que nos acaba de decir de una manera simple y resumida, gracias a los cual esa persona se siente no solo escuchada, sino entendida. En un diálogo convencional, una persona que sabe escuchar puede ayudar al otro a descargarse emocionalmente, a clarificar su mente, a sentirse entendido y aceptado, después de lo cual la persona que escucha puede a su vez hablar y expresar lo que siente respecto a lo escuchado, y contar algo de su propia vivencia. Este diálogo pausado se torna vital y difiere de la conversaciones habituales, de carácter impersonal o superficial. ¡Pensemos en una fiesta! En muchas de estas reuniones las personas siguen estando solas, en medio del ruido y las sonrisas. ¿A mayor soledad, mayor necesidad de ruido? Otra cosa es la charla anecdótica y grupal, de carácter lúdico y entretenido, que sirve para aliviar las tensiones de la vida rutinaria y el estrés. Todas estas cosas las conocemos por experiencia propia. La pregunta es: ¿Necesito aprender a escuchar y a dialogar? ¿Tengo la capacidad de encontrarme verdaderamente con otra persona, escucharla, entenderla y sentirla con intensidad? ¿Me conecto con lo que oigo? ¿Me expreso con autenticidad? ¿Estoy dialogando?¿O estoy sumergido en un monólogo que es interrumpido por otro monólogo? ¿Hay algo en la otra persona que realmente despierta mi afecto? ¿Me estoy conectando sensiblemente con ella y ayudándole a profundizar su experiencia? Muchas personas que se sienten solas lo están porque se aíslan en su ego mental, y pierden contacto con los demás, aún cuando estén a su lado. Este es uno de los síntomas de neurosis más extendidos: la sensación de estar sumergido en la cabeza, fuera de contacto con los demás. Tal vez por eso es tan familiar el uso del alcohol en nuestra sociedad, donde la neurosis se ha vuelto una plaga que afecta a casi la totalidad de las personas en las ciudades. Falta de autoconfianza y soltura, de espontaneidad y realidad en el contacto. Demasiada vigilancia interna. Incongruencia entre sentimiento y pensamiento. Soledad… Frente a esta experiencia, dialogar se vuelve un arte que vale la pena aprender de una manera más consciente.