Archivos Mensuales: octubre 2015

Esa ligera depresión que no se va…

Estándar

Captura de pantalla 2014-12-29 a la(s) 3.08.18 PMMuchas personas sienten que, tras haber luchado por salir adelante y haber sobrepasado diferentes dificultades, su vida no les pertenece; es decir: no les entusiasma lo que hacen. Se levantan sin deseos, sin ilusiones. La vida se presenta como una rutina que requiere de un esfuerzo con escaso o ningún placer. Poco a poco se asienta una creencia: “Estoy deprimido y necesito algo que me suba”. Entonces se hace difícil saber si necesito un cambio externo o interno. Probablemente valore mi trabajo en alguna medida y tema perderlo, y sienta que estoy viviendo en el sitio y las personas con quienes tengo que vivir, sin una opción realista de cambio. La creencia “Yo soy el que está mal” se va imponiendo junto con la certeza de no poder hacer nada al respecto. Simplemente la sensación está ahí, en mis vísceras, y no se quiere ir. Esa sensación de vacío y pesadez, de pereza y desánimo, que aparece desde el momento mismo en que despierto. Entender las maravillosas cosas que dejé atrás para adaptarme al mundo, hasta perder mi “alegría de vivir”, resulta entonces importante. Probablemente, tuve que aceptar lo que parecía mejor aunque no fuera auténtico, y me gané cierta aprobación (o al menos luché por ella), haciendo lo que otras personas (padres, parejas o allegados) consideran correcto y deseable. La cosa es que poco a poco fui perdiendo mi espontaneidad hasta desconocerme. En vez de ser quien realmente era, me acostumbre a ser quien necesitaba ser para auto valorarme. Reencontrar el camino de vuelta significa revisar el camino recorrido, volver sobre los pasos y retomar contacto con lo que en la psicoterapia transformacional de Kurtz se denomina “el niño sano”: ese ser individual con una energía y naturaleza única que ha sido lanzado al mundo como una flecha con potencia y dirección propias, para luego ser desviada por el viento. Reencontrar ese ímpetu y esa pureza de ánimo requiere, en el adulto, una lucha seria por conocerse a sí mismo, aceptarse y amarse tal y como es, incluso si no tenemos la aprobación de las personas más cercanas. Entonces se abre la posibilidad de tomar decisiones sanadoras (para una cita terapéutica llamar a los telfs. 2285545 / 0997330894 o escribir a adolfomaciasterapeuta@yahoo.com). Quito-Ecuador.