Las defensas

Estándar

puñosLas famosas “defensas” existen, pero, ¿de qué están hechas? ¿Son buenas o son malas? Pongamos un ejemplo. Un muchacho ha sufrido desde niño una serie de operaciones en ambas piernas y lucha por caminar. Cuando lo logra, lo hace con dificultad y dolor. Todavía el día de hoy le cuesta mucho levantarse. Para ello, debe rechazar la asistencia de sus parientes, que tienden a sobreprotegerlo como si fuera un niño. Cuando lo hacen, él se molesta, porque quiere ser autosuficiente. Se siente ahogado en la protección, en el miedo de sus parientes, que lo tratan siempre como si fuera “enfermito” y pudiese pasarle algo malo. Él entonces se endurece, se hace fuerte y rechaza el apoyo, enojándose cuando quieren darle una mano. Apenas su madre quiere ayudarlo en una actividad, se enoja y la rechaza, haciéndola sentir maltratada. La madre se resiente. Lo que no entiende es que su hijo no quiere recibir compasión, sino aliento. Alguien que lo haga sentir capaz. Para ello, debe reprimir a veces los sentimientos de autocompasión que lo abruman cuando ve a otras personas que hacen cosas que él no puede hacer. Esos sentimientos de tristeza y debilidad no lo ayudan a superarse, entonces las defensas surgen y lo protegen de esos sentimientos. Se enoja consigo mismo y se autoexige, forzándose más de la cuenta. Al principio de traga las lágrimas, luego ya no le vienen.

Mediante este ejemplo podemos entender lo que significa una defensa: una creencia (yo puedo) y una emoción (odio que me ayuden, odio sentirme débil) que se activan automáticamente ante la presencia de algo que amenaza la supervivencia o el desarrollo del individuo. Un dispositivo psicológico mediante el cual la vida tiende a perpetuarse. Si el terapeuta invita a este chico a expresar sus sentimientos de tristeza y a “sacar sus lágrimas”, él se negará a hacerlo. Sencillamente, en su interpretación, se lo estará invitando a representar el rol de desvalido, y esto amenaza su posibilidad de salir adelante.

Las defensas funcionan así como los límites del carácter, las murallas dentro de las cuales se autodefine o reconoce un sujeto, lo que soy versus lo que no soy. Soy una persona fuerte, por lo tanto no me permito actos de debilidad, por ejemplo. O soy una persona sensible y culta, por lo tanto no me permito reír de chistes vulgares, etc. Las defensas son sagradas para una persona. Forman parte de su identidad y no deben ser atacadas por el solo hecho de que traigan problemas o impidan el total sinceramiento. De hecho, son lo mejor que ha podido pasarle a la persona durante un buen tiempo, su mejor manera de seguir adelante; una expresión de la voluntad de vida en el interior de cada organismo, de la misma manera que una mariposa adquiere el aspecto de una corteza rugosa de árbol para no ser devorada. Un largo proceso de adaptación ha sido necesario para articular dicha defensa. El problema está que, a medida que la persona crece, cambia ella y cambia su entorno. Lo que alguna vez fue una amenaza, deja de serlo. Surgen nuevas fuentes de conflicto o de placer. Entonces, la persona necesita readaptarse, mudar sus estrategias para vivir mejor en el nuevo medio.

Para esto, sus defensas deben ser modificadas. La mejor manera de conseguirlo es identificando en terapia la forma en que actúan sus defensas y reconociendo en qué casos le ayudan a vivir mejor y en qué casos disminuyen su calidad de vida. Esto trae aparejado una expansión y un desarrollo de la personalidad (para una cita escribe a adolfomaciasterapeuta@yahoo.com o llama al 2285545 / 0997330894 Quito-Ecuador).

Anuncios

Acerca de adolfomacias

Psicoterapeuta y facilitador de grupos, especializado en terapia transformacional. Profesor del Instituto de Desarrollo Personal Cre-Ser. Asesor en comunicación creativa y escritor. Ganó en el 2010 el premio nacional de Literatura Joaquín Gallegos Lara por su novela "El grito del hada".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s